Adicciones,Ayuda,Tratamiento

Madre busca ayuda especializada para la rehabilitación de su hijo adicto14 Sep

Hace unas semanas recibimos el siguiente mensaje desde Venezuela:


Buenas noches Señores.

Madre desesperada busca ayuda especializada para la rehabilitación de mi hijo del terrible flagelo del mundo de las adicciones (drogas y alcohol). Somos de la ciudad de Mérida-Venezuela.

Lamentablemente en nuestro país no hay dinero para dar financiamiento para tratamientos especializados para nosotros.

Ruego un S.O.S para mi hijo, ruego a ustedes me tiendan su mano amiga.

Quisiera saber si nos pueden ayudar, carecemos de recursos económicos para el tratamiento.

Recorreré el mundo entero a través de las redes a ver quien nos ayuda.

Dios los Bendiga.

Buenas noches.

Sra. I… C…


Estamos muy contentos de contar con su hijo en nuestra comunidad terapéutica, comenzando el tratamiento de rehabilitación para adicciones que necesita.

Pudimos ayudarla económicamente para que él pueda viajar y asista. Hoy es uno de los jóvenes que se están recuperando y ella es una de las madres que, con fuerza y tenacidad, logró rescatar del dolor y del sufrimiento a su hijo, sacarlo del oscuro mundo de las adicciones en el que se encontraba para comenzar el camino de un cambio necesario para recuperar su vida.

¡Nunca es tarde!
Alguien debe hacerlo…
¡Llámenos AHORA!
(011)15-5055-3380
(011)4783-7119

 

 

Adicciones

¿Cómo enfrentar la adicción a la marihuana actual?06 Sep

Compuesto psicoactivo de la marihuana

Desde hace algunos años, los productores de marihuana están consiguiendo un producto cada vez más potente.

El compuesto psicoactivo que altera la percepción es conocido como THC.

En la actualidad, la concentración de THC en la planta de marihuana puede superar 6 VECES la concentración de THC que tenía una planta en la década del 60.

Un estudio del 2013 ha concluido que grandes consumidores de THC que comienzan en la adolescencia pueden desarrollar anomalías en varias partes del cerebro.

Invitamos a ver este video:
Marihuana x National Geographic

Se usa también con fines terapéuticos, no para curar, pero sí para mitigar el dolor en casos terminales, sin ser tan agresivo con otras partes del cuerpo como algunas otras drogas medicinales.  Este beneficio científico no anula ni puede ser respuesta al problema de la sociedad actual. Su consumo a escala global responde a otros intereses.

La proliferación masiva de la marihuana se da por un sólo objetivo: el beneficio económico de su venta.

Y esto, por supuesto, avanza sin importar la enorme cantidad de personas adictas, que pasan a ser personas desesperadas, y de sus familias y amigos sufrientes que no saben qué hacer cuando ven una persona querida en grandes riesgos de perderse, o que ya no ven solución.

¡Nunca es tarde!
Alguien debe hacerlo…
¡Llamanos AHORA!
(011)15-5055-3380
(011)4783-7119

 

 

Adicciones,Ayuda

Internación inmediata del adicto26 Feb

Los cambios cuestan… pero si no los hacemos, continuará la angustia día tras día…

internacion inmediata del adicto

El paso a dar es la internación inmediata del adicto.

La idea de que no se puede hacer nada con un adicto, que todo es fracaso y ya no hay nada que hacer es lo que más ayuda a destruir los caminos de vida que posee todo ser humano.
Una vida distinta es posible para alguien querido que ha sido cooptado por una adicción, a pesar de que él diga que es una elección o que puede dejarla cuando quiera.
Una vida distinta también para cada uno de los que viven angustiados por aquél que quisieron desde pequeño, y que hoy parece tan otro, tan distante.
Por eso, hay que abrirse a un pensamiento que rompa el círculo vicioso de que no se puede hacer nada más que verlo destruirse y destruir todo a su alrededor, incluido el amor que tenemos hacia él. Ese amor también se puede recuperar. De nosotros, como familiares, depende.
Vamos a transcribir la carta que un padre nos ha escrito hace poco tiempo. Hemos cambiado los nombres que figuraban en la misma para preservar su privacidad.
Esta es la carta que recibimos del papá de un hijo adicto y diagnosticado con trastorno bipolar:

Hola,

Soy ‘Reinaldo’, padre de ‘Nicolás’, en la actualidad tiene 40 años y ha sido diagnosticado, hace varios años con “trastorno bipolar”, medicado desde el año 2003.

Vive con nosotros, sus padres, desde siempre, no ha podido avanzar con su problemática, su inconstancia, incapacidad para valerse solo, relaciones sociales, etc etc etc… su condición se ha agravado (o ha sido causa..?), debido, y hace muy poco tiempo nos enteramos, al consumo de sustancias y adicciones que quiere pero no puede controlar.

Su problemática entre los distintos episodios de su trastorno, los mitiga ingiriendo sustancias junto a la medicación… pero su comportamiento ya nos agobia, desespera, estamos enfermando con él; más que nada, ‘Ana’, su madre, que vive para él….  

Mi angustia es tan profunda que solamente atino a rezar ….. 

Acudo a Uds. porque necesito prontamente que una institución que brinda tanta dedicación y amor a los enfermos (como he visto por internet) se haga cargo de protegerlo, y cobijarlo, y, tal vez de contenerlo y hacer provechosa su vida …. y la nuestra..!

Adjunto historia clínica de su médico, donde prescribe su internación.

Su obra Social es PAMI (pues posee certificado de discapacidad). Les solicitaría presupuesto mensual.

Si existe alguna posibilidad de que puedan socorrer a esta familia, les ruego me lo indiquen de forma inmediata, les agradecería me comunicaran, igualmente, la imposibilidad.

Muchas Gracias..!



Sufrimiento, dolor, impotencia, recaídas… Parece imposible.
Pero ¡SÍ, SE PUEDE! El paso a dar es la internación inmediata del adicto.
En este momento estamos ayudando a su hijo, a él y a la madre a retomar una vida que den ganas de ser vivida.
Ojalá, en un tiempo más, recibamos otra carta que nos cuente de la experiencia, del camino transitado, y esperamos, positivamente, que será un mensaje de paz y de un presente esperanzador.
Por eso, para todos los que estén en una situación similar, la decisión de este padre es el paso difícil pero que hay que dar…  El paso a dar es la internación inmediata del adicto. ¡Ponerse en acción y tomar las riendas del asunto!

¡Nunca es tarde!
¡Alguien debe hacerlo!

¡Llámenos AHORA!
(011)15-5055-3380
(011)4783-7119

Adicciones,Ayuda,La comunidad,Tratamiento

Agradecimiento de una madre para con la Comunidad Terapéutica28 Dic

Reproducimos aquí el texto de un email que nos ha enviado la mamá de una chica internada.
Sus palabras nos llenan de orgullo y nos interpelan a continuar trabajando con el ahínco y la responsabilidad que nos caracteriza y que nos ha permitido ocupar un lugar destacado entre las comunidades terapéuticas para internación y tratamiento de adictos a drogas:


SR. MIGUEL:

ESTOY EMOCIONADA, AL PUNTO DE LAS LÁGRIMAS…   … YO, COMO TRABAJADORA DE LA SALUD MENTAL, PERO NO EN ESTA PATOLOGÍA, SÉ EL ESFUERZO Y CARIÑO, QUE SE DEBE PONER, CON ESTAS “PERSONAS”, CON MUCHAS NECESIDADES Y EN ESPECIAL DE “AFECTO”.

LOS ELEGÍ AL AZAR Y TENGO LA PLENA SEGURIDAD, DE QUE FUE UNA CORRECTA Y EXCELENTE ELECCIÓN Y DECISIÓN, QUE ME LLEVÓ MENOS DE 48 HS,. DESDE QUE MI HIJA REGRESÓ A NUESTRA CASA (ESTABA DESAPARECIDA) Y QUE TOMAMOS EL MICRO A BS AS, Y HACIENDO LO IMPRESCINDIBLE, CON UNA VERDAD A MEDIAS (DOBLE TRABAJO, PQ ELLA ES MUY INTELIGENTE, CONFÍA EN MÍ, PQ NUNCA LE MENTÍ Y TB LO HIZO AHORA, PERO PREGUNTANDO Y YO ESQUIVANDO…).

EN MI LOCA CABECITA, APARECIÓ ESTA FRASE… “HIJITA: TE SAQUÉ DE UN BRAZO DEL CAJÓN”, COMO NECESARIA Y SUFICIENTE, MI RAPIDÍSIMA FORMA DE ACTUAR.

TENGO EN LA RETINA, SU CARITA DELGADA DE LAS FOTOS, CON LA REMERA BLANCA, ESTÁ MUY BONITA Y ESPECIALMENTE MUY BIEN!!! Y FINALIZO DICIENDO SOLAMENTE UN:

MUCHAS GRACIAS MIGUEL Y COMUNIDAD SAN ANDRÉS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

FELICIDADES A TOD@S!!!!!!!!!!!!!!

PD: LEÍ POR AHÍ UNA FRASE QUE DECÍA: ¿QUE TOMÁS, PARA SER FELIZ?  RESPUESTA: DECISIONES.-

MAMÁ DE H. G.


Adicciones

Tratamiento de la adicción28 Oct

Los estudios de investigación sobre el tratamiento de la adicción por lo general han clasificado los programas en varios tipos generales o modalidades. Los enfoques de tratamiento y programas individuales continúan evolucionando y diversificándose, y muchos programas hoy no encajan perfectamente en las clasificaciones tradicionales de tratamiento de la adicción a las drogas.

La mayoría, sin embargo, empiezan con la desintoxicación y la abstinencia controlada clínicamente, a menudo considerada la primera etapa del tratamiento. Desintoxicación, el proceso por el cual el cuerpo elimina en sí de las drogas, está diseñado para manejar los efectos fisiológicos agudos y potencialmente peligrosos de detener el consumo de drogas.

La desintoxicación por sí sola no aborda los problemas psicológicos, sociales y de comportamiento asociados con la adicción y por lo tanto no suele producir cambios duraderos de comportamiento que son necesarios para la recuperación.

Por lo tanto, la desintoxicación debe ser seguida con una evaluación formal y permanente en el tratamiento para la drogadicción.

Debido a que a menudo existen efectos secundarios desagradables y potencialmente mortales derivadas de la abstinencia, la desintoxicación es a menudo manejado con medicamentos administrados por un médico, por lo tanto, se la conoce como “abstinencia controlada clínicamente“.

Hay medicamentos disponibles para ayudar en la abstinencia de los opiáceos, benzodiacepinas, el alcohol, la nicotina, barbitúricos y otras drogas.

–  SI VOS AYUDÁS, TODO CAMBIA –

–  ENTREVISTA SIN CARGO –

¡¡ LLAMANOS AHORA !!

Tel:(011) 4783-7119

Cel: (011) 15-5055-3380

Adicciones

Paranoia y Esquizofrenia por cocaína29 Sep

“Muchos cocainómanos están convencidos de que, a diferencia de la heroína, la cocaína no hace daño y no crea dependencia. Están muy equivocados. Lo que ocurre es que los efectos se manifiestan de forma diferente”, explica Elena Rodríguez, especialista en toxicomanías que trabaja en el Instituto de Neuropsiquiatría de la Universidad UCLA, España.

Desde el punto de vista farmacológico, la cocaína y la heroína pertenecen a dos clases muy diferentes de droga. La cocaína actúa como un estimulante del sistema nervioso, con efectos parecidos a los de las anfetaminas, y la heroína deprime el sistema nervioso. El consumo de cocaína tiene consecuencias psicológicas muy graves, que se manifiestan, según los casos, en paranoias o en un tipo de psicosis muy parecido a la esquizofrenia.

“Los heroinómanos”, precisa Elena Rodríguez, “presentan una dependencia física muy intensa y cuando sufren el síndrome de abstinencia, padecen alteraciones físicas muy agudas como dolores, espasmos, temblores, etcétera, mientras que en los cocainómanos, la abstinencia provoca efectos fisiológicos menos aparatosos -mal de cabeza, tos, sinusitis o alteraciones del sueño- pero los efectos psicológicos son más graves. El cocainómano en abstinencia siente una necesidad irreprimible de consumir cocaína y, si no lo consigue, cae en una depresión aguda que en algunos casos puede llegar incluso al intento de suicidio“.

Según Elena Rodríguez, cuando un heroinómano inicia un programa de deshabituación, lo primero que pide al médico es que le ayude a soportar el dolor. El cocainómano, en cambio, pide que le ayuden a no descontrolarse. Lo que sucede es que la heroína, al principio, causa una sensación de bienestar en quien la consume, pero llega un punto en que el heroinómano no sentirá ya ningún placer especial en la droga, y en cambio, la necesitará simplemente para no sentirse mal, para poder estar normal.

En el caso de la cocaína, cada toma produce siempre un efecto de estimulación, de excitación. Por eso, la dependencia es psicológica y la adicción puede adoptar las más variadas formas. Hay adictos de consumo diario, pero los hay también de fin de semana o incluso, como sucede en California, cocainómanos ‘a sueldo’, porque consumen la droga cuando cobran, cada quince días.

Algunas investigaciones trabajan con la hipótesis de que la cocaína provoca un agotamiento de las reservas de dopamina del organismo. La dopamina es un neurotransmisor que participa en la regulación de funciones esenciales, como el sueño, el apetito, la sed o las relaciones sexuales. La cocaína aumenta la acción de la dopamina, por eso provoca un efecto de euforia y excitación, pero al mismo tiempo altera el sistema productor de esta sustancia, de modo que cuando falta la cocaína, es como si se dejase de producir suficiente dopamina.

Además de los efectos psicológicos descritos, la cocaína afecta también al corazón. Las investigaciones se iniciaron tras la muerte súbita de varios atletas que, según se comprobé más tarde, consumían cocaína regularmente. Un estudio reciente revela que el 20% de los cocainómanos atendidos en los hospitales de California tienen problemas cardíacos.

La cocaína provoca espasmos en las arterias coronarias y, en consecuencia, una deficiente irrigación del corazón. Cuando cesa el consumo de cocaína, los problemas coronarios desaparecen.

Perseguidos por el ‘crack’

La creencia de que la cocaína aspirada en polvo por la naríz es menos perjudicial que la inyectada o la fumada es totalmente errónea. La fulgurante expansión del llamado crack en Los Ángeles ha puesto de manifiesto que la única diferencia es que si la cocaína se esnifa, el daño aparece más lentamente que si se fuma en forma de crack, pero los efectos son los mismos.

El crack no es otra cosa que un derivado de la cocaína. El nombre le viene precisamente del ruido que se produce cuando la cocaína en polvo se solidifica, tras un proceso de calentamiento y evaporación, en forma de pequeñas piedras trasparentes.

El crack tiene efectos mucho más rápidos e intensos, puesto que tarda tres segundos en hacer efecto, mientras que la cocaína inyectada tarda 14 minutos y esnifada, unos cinco minutos.

Una de las razones de que el consumo de crack se ha disparado es porque se han pasado a él muchos heroinómanos que temen el SIDA y porque es mucho más barato que la cocaína en polvo. Una piedra de crack puede costar aproximadamente diez dólares, mientras que la cantidad equivalente de cocaína en polvo viene a costar entre 100 y 150 dólares.

Y es muy fácil conseguirlo. Te lo ofrecen en el semáforo. En España, en USA, en Argentina.

Las primeras alteraciones en el sueño se presentan hacia los tres meses de consumirlo. Los adictos sufren cambios de humor y se vuelven muy suspicaces. No reconocen su dependencia y piensan que los demás les controlan. Cada vez tienen más dificultades de relación y muchos padecen anorexia (falta de apetito) hasta el punto de que algunos pierden entre 20 y 30 kilos. El insomnio les provoca cansancio, son cada vez más irritables en casa y en el trabajo.

A la mayoría de ellos les pasa que cuanto más problemas les acarrea la adicción, más perseguidos se sienten. El círculo se va cerrando y, sin darse cuenta, van camino a una paranoia.

Adicciones

Adicción al Paco o Pasta base de cocaína (PBC) 30 Jul

El Consumo de Paco

paco

Los consumidores frecuentes de paco, especialmente aquellos con escasos recursos económicos, suelen cometer delitos, prostituirse o vender sus pertenencias -hasta las más básicas- para obtener más de esta droga.

Una joven adicta al paco dice, luego de su internación: “Agradezco haberle dejado mi hija a mi papá porque, aunque él era violento, yo era capaz de haberla vendido”.

Según el gobierno de la Provincia de Buenos Aires, el consumo intenso de paco puede producir muerte cerebral en al menos 6 meses. El adicto al paco puede fumar por día, en promedio, 10 a 15 dosis. El efecto de una dosis de paco dura de dos a cinco minutos.

El paco es una droga de bajo costo, pero la adicción que produce y su corto efecto obliga al consumo reiterado, llegando a fumar una decena o más de dosis de paco por día.

Se estima que en Argentina se consumen más de 400.000 dosis de paco por día. El Estudio Nacional sobre Consumo de Sustancias Psicoactivas del SEDRONAR 2011 indicó que el consumo de paco o pasta base de cocaína creció en los últimos años un 200%.

La organización Madres en Lucha  reúne unas 150 mujeres con hijos afectados por el consumo de pasta base. Esta organización advirtió que en la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano mueren “dos jóvenes por semana” debido a causas relacionadas al paco.

Efectos del Paco o Pasta base de cocaína (PBC)

Origen

La pasta base de cocaína (PBC) es la cocaína no tratada, que se extrae de las hojas del arbusto de la coca – crece principalmente en Bolivia, Colombia y Perú – a través de un proceso de maceración y mezcla con solventes como parafina, bencina y ácido sulfúrico.

Como existen cerca de 250 variedades de coca, las características de la PBC varían, según la cantidad de alcaloide que contengan las hojas utilizadas.
Otras denominaciones

Pasta, bazuca. Se le llama mono o marciano al cigarrillo de PBC mezclado con tabaco o marihuana, respectivamente.

Aspecto

Polvo blanquecino o amarillento, dependiendo de la sustancia con la que se mezcle.

Vía de administración

Se fuma mezclada con tabaco (mono) o con marihuana (marciano). También se consume en pipas o en antenas de televisión ahuecadas.

Efectos / Riesgos

Los efectos de fumar PBC dependen de muchas variables: el tipo de preparación, la dosis, la frecuencia de consumo, la forma de uso (social, recreativa, individual), las impurezas y adulteraciones que contenga, la motivación (estimulante, búsqueda de placer, antidepresiva), entre otras. Cuando se fuma, el efecto es rápido e intenso (se demoran entre 8 y 40 segundos en aparecer y dura sólo unos minutos).

El efecto que produce el consumo de PBC se puede dividir en cuatro etapas:

 

Etapa 1 – Euforia

Disminución de inhibiciones. 

Sensación de placer. 

Éxtasis. 

Intensificación del estado de ánimo. 

Cambios en los niveles de atención. 

Hiperexcitabilidad. 

Sensación de ser muy competente y capaz. 

Aceleración de los procesos de pensamiento. 

Disminución del hambre, el sueño y la fatiga. 

Aumento de la presión sanguínea, la temperatura corporal y el ritmo respiratorio.

 

Etapa 2 – Disforia

 
Sensación de angustia, depresión e inseguridad. 

Deseo incontenible de seguir fumando. 

Tristeza. 

Apatía. 

Indiferencia sexual. 

Etapa 3 – Consumo desesperado

La persona empieza a consumir ininterrumpidamente
aún cuando aún tiene dosis en la sangre
para evitar la disforia. 

Etapa 4 – Psicosis y alucinaciones

El consumo de PBC puede provocar psicosis o pérdida del contacto con la realidad.
Puede darse después de varios días o semanas de fumar con frecuencia
Puede durar semanas o meses.
Las alucinaciones pueden ser visuales, auditivas, olfatorias o cutáneas. 

 

Otros efectos físicos observables por el
consumo de Paco o Pasta Base de Cocaína 

Pérdida de peso. 
Palidez. 
Taquicardia. 
Insomnio. 
Verborrea. 
Midriasis (dilatación de las pupilas). 
Náuseas y/o vómitos. 
Sequedad de la boca. 
Temblor. 
Hipertensión arterial. 
Falta de coordinación. 
Dolor de cabeza. 
Mareos. 
Picazón. 

La pasta base es una sustancia muy adictiva.

Esto sucede porque la excitación y el bienestar que provoca son muy breves, cayendo inmediatamente en una fuerte sensación de angustia. Para evitar esta sensación, se elige seguir consumiéndola.

Importante y necesario saberlo:

Salvo en casos muy extremos,
la mayor parte de estos síntomas son reversibles
con una abstención total y un tratamiento adecuado.

 

Rehabilitación de la adicción al paco

En Comunidad San Andrés abordamos el tratamiento de la adicción al paco a través de la rehabilitación en nuestras comunidades terapéuticas cerradas, con programas basados en los doce pasos del llamado Sistema Massachusetts.

Brindamos asistencia en comunidad mixta, y poseemos una comunidad especializada en tratamiento para menores.

Trabajamos con obras sociales.

Llámenos:
(011) 15-5055-3380

¡CONSULTAS SIN CARGO!

Adicciones,Ayuda,La comunidad,Notas sobre la enfermedad de la adiccion

El perfil de las adicciones: jóvenes de consumo compulsivo20 Mar

En diez años, el tipo de pacientes cambió; se pasó de adultos con una historia de uso de sustancias prolongada, a menores con un historial más corto pero más fuerte.

2

Que las drogas están en las calles, en los boliches, en los barrios y en las plazas, se sabe. Todas las semanas hay un operativo distinto, se secuestran grandes dosis de LSD, marihuana, cocaína y éxtasis.  Y muchas de estas acciones se traducen en números, que dan cuenta de la cantidad de dinero y de mercadería que mueve el narcotráfico en el país.

Sin embargo, poco se habla sobre la adicción a las drogas. Se dice que el consumo masivo produce una situación de dependencia, se vincula el consumo de sustancias a la delincuencia y se habla de los efectos generales ¿Pero qué se hace para cambiar la realidad? ¿Qué puede hacer una persona que quiere salir de algo que, más allá de una conducta errada, es una enfermedad? ¿Por dónde empezar?

En cuanto al abordaje de la problemática, no todos los tratamientos implican una internación. Existen diferentes mecanismos de asistencia y, según precisó Miguel A.Wilk, titular y fundador de la Comunidad San Andrés, por lo general la internación se utiliza como recurso extremo.

La Comunidad San Andrés, tanto la sede Pilar como la de Del Viso, ambas en la Pcia. de Bs. As, y ambas con capacidad de estadía para 42 pacientes,es una institución privada, aunque también recibe pacientes derivados del Sistema Judicial y de los CPA provinciales.

La problemática no es individual sino que tiene que ver con una cuestión social, cultural y familiar, y visibilizar el hecho de que el consumo es reflejo de algo mucho más profundo.

La persona que termina internada vendría a ser como el fusible de un sistema que falla; pero el problema tiene que ver con la instalación y si no vamos al fondo de la cuestión, el fusible se vuelve a quemar”, graficó al respecto Miguel A. Wilk, quien desde hace más de quince años es fundador y director de sus propias Comunidades.

Según explicó, casi siempre se trabaja en el lugar con la capacidad colmada y suele haber lista de espera. Eso habla, a las claras, de una fuerte demanda de atención y de consumo a nivel país. Sin embargo, según entendió, en los últimos 10 años no fue la cantidad de pacientes lo que creció, sino que hubo una modificación notable del perfil de atención.

Hace 10 años el paciente era distinto. Hoy nos encontramos con chicos de 16 o 17 años, totalmente afectados por una problemática de consumo compulsivo, con poca historia de consumo, pero muy fuerte. Hace 10 años los que más venían eran personas de 30 años, con 15 de consumo sostenido, pero sin ese deterioro que aparece hoy en estos chicos”, remarcó Miguel Wilk, con la experiencia de la labor cotidiana.

Aunque dijo que la filosofía de la institución no es “poner el acento en el tipo de sustancia que se consume”, en el espacio existen tratamientos particulares para las distintas adicciones. Pero eso no es lo principal: “Para nosotros el adicto, más allá de la sustancia, es adicto, porque independientemente de lo que consuma, debajo hay una persona que tiene falencias, necesidades insatisfechas y la clave está ahí”, sostuvo.

Y enseguida reparó en que, por eso, el foco del tratamiento tiene que ver con “la búsqueda de la autonomía, para que las personas que vengan acá encuentren alguna forma de ser felices”. “Suena lindo, naif, pero es eso: las personas que vienen acá son personas infelices que encuentran en la relación con las sustancias, en un primer momento, algo que los saca, que les permite escapar de su realidad. El tema es que, cuando se les va de las manos, termina siendo peor el remedio que la enfermedad”, reflexionó.

La sede Pilar alberga a 22 personas de diferentes provincias de la Argentina.

La sede Pilar alberga a 22 personas de diferentes provincias de la Argentina.

El director Miguel A. Wilk mencionó que trabajan con una intervención que no solo tiene que ver con abandonar el consumo, sino también con el aprendizaje de nuevos hábitos, con desaprender otros; con valores, con transmitir un mensaje que no sea contradictorio y entender a las familias y comprometerlas a que, si hicieron las cosas mal, puedan aprender a hacerlas bien”.

Consultado respecto a los plazos de los tratamientos, el estimativo es de un año, pero que todo depende de cada caso particular. Lo importante, según afirma, es que los pacientes “desde el primer día se vinculen con su realidad y no se queden en una burbuja, de la que van a salir desnudos y sin herramientas”.

Porque más allá de todo lo que se haga en la institución, acá siempre está contenido, tiene pares, una cantidad enorme de gente en el mismo camino, operadores las 24 horas del día. No es lo mismo que estar afuera y por eso hay que acortar la brecha entre lo que se vive acá y el afuera”. Wilk precisa que, de acuerdo a la evolución de cada individuo, se van incorporando salidas para trabajar, para capacitarse y para ir tomando contacto con la realidad y no generar una dependencia de la institución que podría ser contraproducente.

En cuanto al después, que suele ser uno de los momentos más complejos en el abordaje, aclara que él no considera que se deba hablar de “reinserción”, sino de “integración”. “Para que haya reinserción tiene que haber una desinserción y con eso no estoy de acuerdo.

Sí creemos que estas personas están dentro de la sociedad como un elemento físico, pero nada más, y que lo que se busca es que el paciente logre integrarse a la sociedad completamente”, especificó.

Por otro lado, Miguel A. Wilk hace una lectura un poco más amplia, por fuera del tratamiento, y considera que de un tiempo a esta parte han cambiado mucho las cosas, pero admitió que todavía falta. “Nosotros, cuando arrancamos, decidimos interponernos entre el modelo tradicional médico y las granjas de recuperación, que son conducidas por ex pacientes, desde una mirada testimonial.Generamos un tercer modelo que intenta que concluyan estas experiencias y es lo que hacemos”, relató.

Wilk también fue algo crítico hacia las autoridades, en cuanto a que en los últimos años “no se le ha dado un lugar importante a la problemática en la agenda pública, a pesar de que la atención significa no solo la resolución de un caso particular, sino una modificación en las conductas habituales de todo un grupo familiar.

“En una gran ciudad con altos índices de delito, nosotros damos respuestas porque en la actualidad un elevado número de pacientes tiene causas penales. Entonces, si entendemos que de 42 pacientes que tenemos en total se abarca a sus familiares y se extiende la red a unas 270 personas, esta institución está trabajando con un número alto de personas en conflicto, intentando modificar las conductas y cambiando la realidad”, subraya Wilk, en cuanto al impacto y la necesidad de que el Estado tenga un rol más presente en el tratamiento de las adicciones.

En paralelo, aseveró el director, “hoy en día la estigmatización sigue estando vigente, porque -mismo en el hospital- todavía existe esa idea de que ‘el adicto es adicto porque quiere, por falta de voluntad’ . “Para el médico por lo general no es lo mismo tratar a una persona con un grado de intoxicación por sustancias que a alguien que accidentalmente ingirió lavandina, por ejemplo”, graficó, al tiempo que lamentó que aún no se logre entender que la adicción es un problema mayor, que no sólo tiene que ver con lo individual sino también con lo social

“Hoy, el acceso a las drogas es impresionante en cualquier ciudad y eso es parte de este problema, no es una cuestión de que el paciente decide consumir porque sí, sino que hay una trama social que a muchos los empuja hacia ese lugar”, apuntó.

Adicciones,Notas sobre la enfermedad de la adiccion

Trastorno del Control de los impulsos09 Mar

Los trastornos del control de impulsos son un grupo de trastornos de origen desconocido que se caracterizan por:

  • Acciones irresistibles: El sujeto no puede resistirse al impulso o tentación de llevar a cabo acciones, aunque sean peligrosas para él o los demás.
  • Antes de llevar a cabo la acción hay un aumento de la tensión emocional (activación emocional).
    Durante la acción: Sensación placentera, liberadora.
    Tras la acción pueden arrepentirse o sentirse culpable.
    Tipos:
  • Trastornos Explosivos Intermitentes: existen episodios aislados de falta de control de impulsos agresivos (agresiones serias, destrucción de la propiedad, …) que se manifiestan con ataques de ira desproporcionados. Se instauran en minutos u horas y pueden remitir espontáneamente. Posteriormente suele haber arrepentimiento o autorreproche.
  • Cleptomanía: impulso irresistible de robar objetos no necesariamente necesarios o de valor. El robo no es premeditado.
  • Piromanía: Existe una fascinación por el fuego y una gratificación al provocarlo. Se trata de acciones deliberadas y premeditadas. Suelen meterse en las profesiones relacionadas (bomberos).
  • Ludopatía (juego patológico): conducta de juego persistente, recurrente y que produce disfunción psicosocial, familiar y económica. La necesidad de juego va en aumento.
  • Tricotilomanía: falta de control de impulsos de tirarse del pelo hasta arrancarlo provocando calvas. No hay disfunción psicosocial. Puede llegar a relacionarse con la tricofagia.
  • Dermatilomanía: urgencia compulsiva por rascar, excoriar o pellizcar la propia piel.
  • Onicofagia: hábito compulsivo de comer, cortar o morder las uñas.
  • Compra por impulso: impulso irresistible de compra espontánea, no premeditada.
Adicciones,Ayuda,Notas sobre la enfermedad de la adiccion

Trastornos alimentarios09 Mar

Los trastornos de la conducta alimentaria engloban varias enfermedades crónicas y progresivas que, a pesar de que se manifiestan a través de la conducta alimentaria, en realidad consisten en una gama muy compleja de síntomas entre los que prevalece una alteración o distorsión de la auto-imagen corporal, un gran temor a subir de peso y la adquisición de una serie de valores a través de una imagen corporal.

Los factores que pueden causar trastornos alimentarios son:

  • Factores biológicos: hay estudios que indican que niveles anormales de determinados componentes químicos en el cerebro (neurotransmisores) predisponen a algunas personas a sufrir ansiedad, perfeccionismo, pensamientos y comportamientos obsesivos y compulsivos. Estas personas son más vulnerables a sufrir un trastorno de la conducta alimentaria.
  • Factores psicológicos: las personas con trastornos alimentarios tienden a tener expectativas no realistas de ellos mismos y de las demás personas. A pesar de ser exitosos se sienten incapaces, ineptos, defectuosos, etc. No tienen sentido de identidad. Por eso tratan de tomar control de su vida y muchas veces se enfocan en la apariencia física para obtener ese control.
  • Factores familiares: personas con familias sobre-protectoras o disfuncionales inflexibles e ineficaces para resolver problemas tienden a desarrollar estos trastornos. Muchas veces no muestran sus sentimientos y tienen grandes expectativas de éxito. Los niños aprenden a ocultar sus sentimientos, desarrollan miedo, inseguridad, dudas, etc., y toman el control por medio del peso y la comida.
  • Factores sociales: los medios de comunicación asocian lo bueno con la belleza física (según cánones actuales) y lo malo con la imperfección física. Las personas populares, exitosas, inteligentes, admiradas, son personas con el cuerpo perfecto, lo bello. Las personas que no son delgadas y atractivas son asociadas con el fracaso.
Adicciones,Notas sobre la enfermedad de la adiccion

Trastornos de Ansiedad09 Mar

Trastorno de ansiedad es un término general que abarca varias formas diferentes de un tipo de enfermedad mental, caracterizado por miedo y ansiedad anormal y patológica.

El término ansiedad abarca cuatro aspectos que un individuo puede experimentar: aprehensión mental, tensión física, síntomas físicos y ansiedad disociativa. Los trastornos de ansiedad en el DSM-IV se dividen principalmente en:

  • Trastorno de ansiedad generalizada.
  • Trastorno de pánico (con o sin agorafobia).
  • Trastorno obsesivo-compulsivo.
  • trastorno por estrés postraumático.
  • Trastorno por estrés agudo.
  • Fobia social.
  • Trastorno fóbico.
  • Otros trastornos de ansiedad no especificados o producidos por el consumo de sustancias.

Quiénes somos

Comunidad San Andres

Somos un conjunto de profesionales preocupados por la salud física, emocional y espiritual de las personas.
Estamos encaminados a mejorar sus relaciones interpersonales y familiares, tomando en cuenta que
la adicción es una enfermedad que no distingue edad, clase social ni sexo.
Nuestro modelo de tratamiento,  con terapias individuales y grupales dentro de una “comunidad cerrada”, nos ha dado la satisfacción de ver a nuestros pacientes reintegrarse como personas sanas a su círculo laboral, social y familiar.

VER LISTA DE PROFESIONALES

Contáctanos ahora

La Florida 495
Partido de Pilar (1629)
Prov. de Buenos Aires. Argentina

Teléfonos / Fax:

(0230) 467-2681 |  (011)4783-7119

(podemos estar atendiendo, deje un mensaje)

(011) 15-5055-3380

(las 24hs, los 365 días)

¡CONSULTAS SIN CARGO!

Consultorio en Capital Federal

e-mail: contacto@comunidadsanandres.com.ar